Carretera a Mordor

carretera tongariro isla norte nueva zelanda

Carretera a Mordor

Amanecimos casi bañados por el lago Taupo, el más grande de Nueva Zelanda. Era nuestra segunda noche durmiendo en la furgoneta de relocation y las vistas desde nuestra ventanilla no podían ser mejores.

Teníamos una pequeña playa con patos y cisnes y el gran lago, todo para nosotros.

Taupo Lake

La verdad es que la noche anterior no habíamos podido apreciar bien la belleza de este lugar, llegamos por la noche y la oscuridad lo invadía todo. Aunque por otro lado, no está nada mal despertar cada día en un lugar que te sorprenda por la mañana.

Taupo Lake 01

Taupo Lake 02

Después de un buen desayuno, nos pusimos en marcha, aunque tardamos poco en parar.

Había una concentración de coches clásicos en uno de los parques de la ciudad y alucinamos al ver como los tienen de cuidados, Chevrolet, Corvette, Ford Mustang… hay para todos los gustos. Después de un tiempo en Nueva Zelanda nos hemos dado cuenta de que hay una gran afición a los coches clásicos y que los fines de semana se reúnen por todo el país. Lo mejor es que cuando te los cruzas por la carretera, te trasladan a otra época.

Taupo Lake

Taupo Lake

Continuamos por la carretera que bordea el lago y que merece la pena recorrerla con calma, disfrutando de las curvas y las vistas. Comprobamos que hay mucha afición a la pesca, que se puede apreciar en los pueblos cercanos al lago y sus hoteles dedicados en especial a este turismo de pescadores.

Taupo Lake

Taupo Lake

A unos 20 km de Taupo, en Motutere Bay, paramos en una playa que vimos desde la carretera. El día estaba perfecto para disfrutar de un baño en el lago aunque finalmente nos conformaríamos con meter los pies en el agua más cristalina que habíamos visto en mucho tiempo y en la agradable sensación de las pequeñas piedras rodadas bajo nuestros pies.

En esta playa prácticamente desierta pasamos un buen rato sentados, disfrutando en silencio de la belleza que la naturaleza nos estaba regalando.

Taupo Lake_

Taupo Lake

Muchos más frescos, emprendimos el camino de nuevo. Esta vez sí, rumbo al Parque Nacional de Tongariro o como se lo conoce mundialmente, Mordor.

El camino nos regalo un poco de todo, un poco de lluvia, muchas ovejas y prados verdes. Hasta que nos acercamos a la zona de Mordor y es que el panorama cambia radical. La vegetación se vuelve amarilla, mucho más seco, de hecho a esta zona se le conoce como Desert Road.

Taupo Lake_-3

El día se fue aclarando a medida que nos acercábamos a la falda del Tongariro, la nubes se movían rápido y el Sol calentaba cada vez más. Hasta que por fin, lo vimos, la cumbre de Mordor, entre las nubes aparecía y desaparecía pero nuestra cara de ilusión no nos la quitaba nadie. Parados en la carretera estuvimos un buen rato, admirando la montaña y recordando la película. Sin duda fue el momento del día y de momento, uno de los del viaje.

Tongariro - Mordor

Allí, a las faldas de la montaña que tantas ganas teníamos de ver, buscamos un lugar para comer.

Queríamos disfrutar lo máximo posible de las vistas y nuestra furgo nos lo permitía, así que como si se tratara del mejor restaurante del mundo, cocinamos y comimos mientras veíamos pasar las nubes en la cumbre del Tongariro.

Taupo Lake_-7

La tarde se pasó rápido, haciendo kilómetros en la carretera para llegar a nuestro destino del día, Paraparaumu. Donde para no perder la costumbre llegamos de noche a nuestro destino, aparcamos a 20 metros de la playa y esperamos a que la mañana siguiente nos sorprendiera de nuevo el paisaje.

Así es Nueva Zelanda, un país que cada día te regala una sorpresa con su increíble naturaleza. Sobre todo si llegas de noche a los sitios como nosotros 😉

Y tú, ¿Eres seguidor del Señor de los Anillos?

¿Tienes tantas ganas de visitar Mordor como teníamos nosotros?

En esta ocasión no pudimos hacer el trekking de Tongariro ya que por falta de tiempo nos fue imposible, pero ¡volveremos!

Sergio Gordo
sergiogordo82@gmail.com

Cada día me gusta aprender algo nuevo, creo que por eso soy un poco de todo: creativo, diseñador, fotógrafo... y nada en concreto. Soy autodidacta, positivo y risueño por naturaleza. Mi objetivo a medio plazo es convertirme en fotógrafo de viajes, pero aún queda mucho camino por recorrer. Conocer nuevos lugares y culturas es la mejor inversión que puedo hacer con mi tiempo y cruzar el globo es lo que me impulsa cada mañana.

12 Comentarios
  • Markos R.
    Publicado 10:33h, 28 abril Responder

    NuevaZelanda… Que país tan maravilloso. Estuve hace 4 años, uno de los destinos más extraordinarios que conozco. Buen artículo!

    • Sergio GM
      Publicado 00:27h, 29 abril Responder

      Hola Markos,

      tienes toda la razón, este país te da una sorpresa detrás de cada curva, uno no deja de sorprenderse. Muchas gracias por comentar!!

      Un saludo

  • Iván
    Publicado 10:43h, 28 abril Responder

    Me alegra ver que estáis disfrutando del viaje, seguir informando que os sigo expectante. Mucho ánimo y suerte!

    • Sergio GM
      Publicado 00:25h, 29 abril Responder

      Que pasa kalon!!

      Lo estamos pasando en grande, este país es increíble. Anímate a venir que te esperamos!! Seguiremos contando nuestras aventuras, no lo dudes.

      Un abrazo enorme 😀

  • carolina
    Publicado 13:52h, 28 abril Responder

    Se nota que estais disfrutando mucho de vuestro sueño, y sobre todo que estais felices , es impresionante todo lo que nos estais enseñando que dan ganas de colarse en las fotos, a seguir disfrutando mucho chicos.
    un abrazo

    • Sergio GM
      Publicado 00:23h, 29 abril Responder

      Hola Carolina,

      muchas gracias por tu comentario, nos alegra mucho leer estas cosas y sobre todo que podáis disfrutar con nuestras fotos de este maravilloso lugar.

      Un abrazo y esperamos que algún día puedas disfrutar de estos paisajes en directo. 😀

  • Tania (Sevilla desde La Giralda)
    Publicado 20:52h, 30 abril Responder

    Me gusta El Señor de los Anillos y las fotos de este pot. Me resulta curioso veros en manga corta, relacionaba Mordor con un tiempo frío y húmedo constante.

    Aprendiendo como siempre algo nuevo cada vez que os visito.

    Saludos.

    • Sergio GM
      Publicado 01:44h, 01 mayo Responder

      Hola Tania,

      Pues la verdad es que todo lo contrario, jeje, como lo cambia la película. Hacia mucho calor, pero es verdad que tambien había bastante viento.

      Nos alegramos mucho de que aprendas algo siempre 😀

      Un saludo.

  • Lugares de Libro
    Publicado 12:04h, 03 mayo Responder

    Qué pena que no pudierais hacer el trekking! Nosotros estuvimos hace un par de años, pero se nos echaba la noche encima, así que no lo pudimos terminarlo. Si alguna vez tenéis la oportunidad de hacerlo os lo recomendamos. Muy chulas las fotos ? ? Un saludo!

    • Sergio GM
      Publicado 01:04h, 04 mayo Responder

      Hola,

      La verdad es que no forzamos para hacer el trekking porque aún tenemos casi un año por estas tierras y queríamos hacerlo con calma, está en los primeros puestos de nuestra lista de imprescindibles 😉 pero muchas gracias por la recomendación. Ya os contaremos la experiencia.

      Un saludo.

  • Iñaki
    Publicado 16:16h, 07 mayo Responder

    Una pena que no pudierais hacer el trekking Tongariro Alpine Crossing. Nosotros sí que lo hicimos, y el tiempo nos acompañó (algo importante en este trekking)…..
    Tenéis que volver y hacerlo ya que es uno de los lugares más bonitos de Nueva Zelanda.

    • Silvia Blanco
      Publicado 11:02h, 08 mayo Responder

      Si, tenemos que volver solo que esta vez pasamos de paso porque ibamos pillados de tiempo, lo haremos seguro, ya os contaremos por aquí 😉

Deja un comentario